More FM 98.9 FM

More FM 98.9 FM, Online More FM 98.9 FM Radio en vivo internet
A propósito, ¿qué has hecho con la carta? ¿Qué carta? La que nos has leído a Nihal y a mí. La joven de Garip que quería ayuda. No hice nada. ¡Nuestro institutor! ¡Sr. Aydin, encantado de verlo! Gracias, Levent. No se levante. Tengo la pierna entumecida. Mientras no sea más que eso Radio Buenos días. Pasábamos por el lugar. Le hicimos una visita. Muy bien. ¿Las rutas están difíciles? Terribles. Ha costado bastante llegar. Sr. Aydin, yo voy a esperar afuera. De acuerdo. Hidayet Radio Sí, Sr. Aydin. Espera. Perdón. Escucha, no digas a nadie en la casa que estoy aquí. Seguro que no. ¿Qué les digo? Nada. ¿Pero, si preguntan? Inventa. Nadie debe saber que no me he ido. De acuerdo. Cuento contigo. Me dio mucho gusto conocerlo, la otra vez, pero usted desapareció. Gracias. Sí, surgió un imprevisto. Tuve que eclipsarme. Hoy tengo más suerte. Mira, para ti. Gracias. Bebe, te pondrá las ideas nuevamente en su lugar. Hola. ¿Qué hay de nuevo? Escucha Radio no le digas nada a la Sra. Nihal ni a nadie, pero estamos donde Suavi, en la granja. No se ha ido. Ha cambiado de idea. No sé. ¿Quieres que le pregunte? Pero, ¿por qué te iba a mentir? ¿Estás loca? ¿Cómo dices? No empieces, Fatma. Me estoy por congelar. ¿Deliras, o qué? Vamos Radio Cuando yo era pequeño, jugaba aquí en el jardín, y tenía la impresión de que la vida con mis padres sería infinita. ¿Dónde se fue todo eso? ¿Cuándo se vació esta casa? ¿Cuándo fue que el nenito de Mamá se convirtió en este viejo borracho solitario? Me casé. Tuve una hija. ¿Dónde están? Mi mujer bajo tierra, mi hija en el confín del mundo. Por eso yo digo: Ya que hay cosas que no se pueden cambiar, hay que ser un poco flexible. No juzgar a la gente. Aceptar las cosas como son. Hace calor, ¿no? ¿Puedo abrir un poco? Claro, abre la ventana. ¿Nosotros también vamos para allá, Levent? De acuerdo. Anda, voy a buscar algo. De acuerdo. Hace calor, he bebido un poco Radio Me siento aturdido. No debí haber bebido. Demasiado tarde. Dime, Levent, ¿qué edad tienes? años. ¡No es verdad! Pero sí. ¿Tienes familia? Mi famlia está en Yozgat, en mi casa. Mi madre y mi hermana mayor. ¿No te has casado? Digamos Radio que es el destino. No se ha cumplido. No he conocido a la persona correcta. Y realmente no he tenido los medios. Eso no me apura. Para vivir aquí, tu salario sobraría. Es verdad. Pero le envío la mitad a mi madre, que lo aparta para mi hermana. Ella tiene prioridad, para el matrimonio. Para mí, ya veremos después. ¿Cuánto hace que estás aquí? Es el cuarto año. ¿Piensas quedarte? Podría irme, pero me he acostumbrado. Y además está el trabajo con Nihal. No puedo dejarlo. Eso no es problema. Siempre habrá quien pueda reemplazarte. Claro, usted tiene razón. Cuando era pequeño, yo tartamudeaba. ¿De veras? Sí. Pasé mi infancia en silencio. Por eso, ahora, a veces hablo demasiado. Así que, perdón si lo abrumo. Tiene que decírmelo. Pero no, habla tanto como quieras. Te lo mereces, mi amigo. De todos modos, prefiero escuchar. Se lo habría advertido. ¡Castañas calientes! Maldito sea el que no le guste. Caliente, caliente. ¡Nos sirve castañas partidas! ¿Sí? Buenas noches. Disculpe que los moleste. Vengo a ver a Hamdi hodja. ¿Se encuentra? Un momento. ¿Sra. Nihal? Bienvenida. Gracias. Lo siento, estaba dentro, no he podido Radio ¿Qué puedo hacer por usted? Soy yo quien se excusa por venir tan tarde. Para nada, por favor. Pase. ¿No es demasiado tarde? No, por supuesto que no. Pase, se lo ruego. Gracias. No se quede en medio del frío. Gracias. Vaya a sentarse junto a la estufa. Está muy bien aquí, gracias. Hace frío cerca de la puerta. Déjese los zapatos. Gracias. No me quedaré mucho tiempo. Como prefiera. Todo está bien, espero, Sra. Nihal. Perdón, pero viéndola sola Radio Quería saber cómo está Ilyas. El otro día nos ha preocupado. Hemos sabido novedades, pero quería hacerle una visita. Ilyas está mucho mejor. Gracias a Dios, no tiene más fiebre. Está muy bien. Hemos pasado miedo, pero ayer ha reabierto los ojos. Se aburre un poco en la casa, ya que ha perdido clases. Pero va bien, gracias a Dios. No es fácil. Me ha inquietado