Los 40 Ciudad Delicias 100.5 FM Ciudad Delicias

Los 40 Ciudad Delicias 100.5 FM Ciudad Delicias, Online Los 40 Ciudad Delicias 100.5 FM Ciudad Delicias Radio en vivo internet Sí. Siéntate NO DURAN MUCHO. JOE GREER, EL EX-CAMPEÓN, ACABA SÉPTIMO EN UNA CARRERA HA PERDIDO EL VALOR Y ESTÁ EN DECADENCIA Quizá no sea cierto, ya sabes cómo son los periódicos. Claro, Joe no es un cobarde, tiene más valor que cualquiera. Si no puede conducir es porque Radio Porque está enfermo y solo. ¿Te repondrás? El no saber nada de Joe durante este tiempo, ha sido una tortura. He tratado de olvidarlo, no puedo, debo estar junto a él, me necesita. No se lo merece por cómo te trató. ¿Qué si lo merece o no? Aunque no me necesite, yo le necesito a él De noche me lo imagino solo, tratando de olvidar a Spud Bebiendo, por las pistas de carreras, solo Radio Quizá esté enfermo, mi Joe Radio No llores, Lee, eso no sirve para nada ¿Cómo vas a encontrarlo? En Indianápolis el mes próximo. Pero si no va a correr. Todos los conductores van ahí. He venido a pedirte el dinero para el billete de tren, no tengo dinero. Claro, si lo tengo. Aquí está. Hola, Lee. Hola, Eddie. ¿Qué sucede? Anne me presta dinero para que vaya a Indianápolis Radio para encontrar a Joe. He tenido noticias de él. No me interesa lo que haga Joe. Tú lo sabes y él también. Si te presta el dinero es cosa suya, yo no tengo nada que ver. Toma, Lee, buena suerte. Nos veremos en Indianápolis. Adiós, Eddie. Adiós. Adiós, Lee. Adiós. ¿Has sido un poco malvado? Lo siento, Anne. Es lo que siento. Bajen la carga. Ya nos vamos. Harry Hartz. Hola, Joe. Joe Greer ¿Cómo estás, Harry? ¿Dónde has estado? ¿Tienes sitio para mí? ¿Quieres conducir? Sí. Lo siento, Shorty trabaja aquí. Hola, Joe. Está bien, gracias, Harry. Joe Radio Puedo darte Radio No, no lo necesito, voy a ver a Fred. Hola, Fred. Hola. ¿Cómo estás? Joe, ¿cómo estás? Estoy bien. ¿Necesitas un conductor? Lo siento, ya está completo. He llegado tarde. Me temo que sí. Gracias, buena suerte. Gracias, hasta luego Odio mentirle. Se dio cuenta de que mentías. Seguro que sí. Hola, Joe. Hola, Bill. Es un placer verte. ¿Qué vas a conducir? Estoy buscando un coche. Pero no consigo nada, iré de mecánico si es necesario. Ojalá pudiese ayudarte, pero tengo un equipo completo. Bueno, si consigo un coche te daré un empujón. ¿Por qué no le contrataste como ayudante de boxes? ¿Sabes quién es ese hombre? Es Joe Greer, un piloto genial, no puedo pedirle que haga eso. Muy bien. ¿Qué tal he estado? Ajusta eso y vamos a volver a intentarlo ¿Por qué tienes a Arnold en el primer lugar? Es buen conductor y tiene un coche estupendo, será difícil ganarle. Cuando tú seas lo suficientemente veloz, tu nombre irá en la pizarra. De acuerdo, Tom. Joe Greer, ven aquí. Me alegra mucho verte. Hola, Tom. Si hubiese sabido que venías, habría puesto tu nombre ahí. ¿Qué vas a conducir? No he conseguido un coche. Es una pena hijo, es una pena. ¿Quieres comer algo? No, gracias, no tengo hambre. Nos vemos luego, Tom, adiós ¿No tientes dinero? Así es. Siéntate ahí y no te muevas. Ahí hay un muchacho que no tiene dinero, dale todo lo que quiera. Está ahí, antes era un conductor estupendo. Quiero sopa. Un bistec con lo que haya y un café. ¿Eso es todo, Joe? Lee Joe ¿Por qué estás aquí? Vine a buscarte. No quiero que hagas esto. Es lo único que quiero hacer, Joe. Vamos, come. ¿Todo bien, Joe? Sí, Tom. Aquí está mi habitación, no es mucho Radio Hemos arruinado todo. No es verdad, Joe Vamos a solucionar las cosas ahora. Siéntate. No sabes lo que significa para mí tenerte otra vez, no dejaré que te vayas. ¿Te sientes mal? ¿Quieres beber algo? No ¿No estás bebiendo? No ¿Desde cuándo, Joe? Ya sabes. Desde aquella noche en Ascot. Me alegra, Joe, me alegra mucho. Tengo algo que decirte. Se trata de Eddie y Anne. ¿Se llevan bien? Son muy felices Anne y Eddie están bien. Él no ha cambiado su opinión de ti. No le culpo. Debes culparme a mí, es lo que tengo que confesarte. Tu pelea con Eddie fue mi culpa. No sabía que se enamoraría de él, pero le pedí que se interpusiese. Quería que sintieses lo que es perder al ser amado. ¿Tú hiciste eso? Sí. No importa, nada importa ya. ¿No importa nada? ¿Ni siquiera nosotros? No, nos hemos salido de la pista. No es cierto. Has