104.3 FM La Consentida

104.3 FM La Consentida , Online 104.3 FM La Consentida Radio en vivo internet Fue la mejor inversión. Te ves mejor. Lou, Sylvia, conocen a Bill y Jesse Orcutt. Los verán en la parrillada en casa. Supe que eres el artista. Y Bill nos está ayudando con el diseño de la casa nueva. Artista y arquitecto. La arquitectura es mi trabajo fijo. No puedo ganarme la vida como pintor abstracto. No, no lo creo. Todos entienden los guantes. Quizá solo tú entiendas esto. Yo creo que son divinos, Bill. Gracias, Dawn. Aunque le doy crédito a quien se anime a usar esa camisa y esos pantalones. ¿Qué? ¿Qué dije? Lou. Todas las veces. ¿Qué? Ya tuve suficientes charlas pretenciosas de arte por una noche. Pero la pasaste bien. Te divertiste. De acuerdo, lo hice. Me alegra verte tan bien, Dawn. Estoy bien, ¿no? Hacía mucho que no te veía tan feliz. Gracias, querido. Llévalos a casa. ¿De qué hablas? Llévalos a casa. Seymour. No discutas. Quiero a mi hija. Si me entrega, morirá. Ella no tendrá a nadie. ¿Qué? ¿De qué estás hablando? Está bien. Si me suelta, le diré dónde está. Llévame. ¿Dónde está? ¿Está aquí? Llévame donde esté. No. No quiero verla. ¿Qué? Ya no lo soporto. ¿No lo soportas? ¿No lo soportas? Espera un momento. ¿Está en Newark? Ese es el edificio. Baje de la camioneta. Fuera. Está bien. Hay una veterinaria en el segundo piso. Ella trabaja allí. Pero no entre. Espérela. Si entra, hará un escándalo. La descubrirán. Ella no podrá soportarlo. No sobreviviría al FBI. Cuídela, Sr. Levov. ¿Papi? Me siento desolada. ¿Cómo aprendiste esa palabra? Me gusta cuando me abrazas. Entonces nunca te soltaré. ¿Nunca? Nunca jamás. ¿Merry? Papi. Ya no tartamudeas. No, ya no. Me he convertido al jainismo, papi. ¿"Jainismo"? Somos una pequeña secta de la India. Uso el velo para no dañar a los organismos que residen en el aire. Merry, esto es espantoso. ¿Caminas por aquí todas las noches? Tampoco nos bañamos, para no dañar el agua. Pisamos despacio por miedo de aplastar a algún ser vivo. Hay almas atrapadas incluso en las formas de vida más pequeñas. Perdona, Merry, pero Radio ¿Cómo puedes soportar esto? Está bien, papi. En serio, estoy bien. Siempre tenías cosas sobre tu cama. Solían ser fotos de Audrey Hepburn. Esos son los cinco votos. "Renuncio a matar a todo ser viviente Radio ya sea sutil o denso, móvil o inmóvil". "Renuncio a los vicios de las mentiras que provienen del enojo. Renuncio a todos los placeres uales, con dioses o con hombres Radio a tomar cosas que no se nos otorgan". Creo que te aterra lo que has hecho. No preguntaré qué has hecho. Ya lo he decidido. No voy a preguntarte nada de eso. Pero creo que, en lugar de evadir tu castigo Radio lo has tomado en tus propias manos. Está bien, papi. Puedo creer que no lo entiendas. No me parece una conclusión muy difícil de alcanzar, cielo. No creo ser la única persona a quien se le ocurriría esa idea al verte aquí. Quieres hacer penitencia, pero esto no es penitencia. Ni el estado te castigaría así. Papi. No. Mira lo que te has hecho. Podrías morir si sigues así. Pero solo para renacer. ¿Al menos podrías quitarte la máscara al hablar para que pueda verte? ¿Quieres decir verme tartamudear? Mi tartamudeo era mi forma de no dañar el aire. Pues, si tuviste que llegar tan lejos Radio quizás habría sido mejor que tartamudearas. ¿Dónde has estado? ¿Viniste a Newark para que pudiera encontrarte? Me dieron un aventón y llegué. ¿Coincidencia? ¿Eso es todo? El mundo no es un lugar sobre el cual tenga o quiera tener influencia. Como lo que constituye una coincidencia, como tú y yo, papi. ¿Dónde has estado todos estos años? Después de lo de Hamlins, fui a ver a Sheila. ¿Sheila Smith, tu terapeuta? Me dio asilo unos días Radio y luego me envió con personas en la clandestinidad. ¿Ella te envió con ellos? ¿Sheila? Sí. Me cuidaron. Pero ningún lugar era seguro. En dos meses, tuve alias y me mudaba cada cuatro o cinco días. Tomé un nombre de una lápida de un cementerio. Merry Radio Una mañana, recibí una llamada para que fuera a la estación Greyhound. Me dieron un boleto a Chicago. Me quedaría allí dos días y luego viajaría a Oregón Radio donde habría un refugio. Me violaron la noche que llegué a Chicago.