La Colmena, Radio Universidad de Guanajuato 91.3

La Colmena, Radio Universidad de Guanajuato 91.3, Online La Colmena, Radio Universidad de Guanajuato 91.3 Radio en vivo internet Añadir a su sitio. Qué emoción me hiciste pasar. De verdad, Teresa. No sé, tengo miedo de decepcionarte y que acabes dejándome. Eso es imposible. No podría perderme a un tipo tan asombroso como tú. Con el que me pueden pasar tantas cosas asombrosas. (Música romántica) Y tan maravillosas. Hola. ¿Qué tal? ¿Qué vas a tomar? Cerveza. Sí, señor. Bueno, ¿qué Radio ? ¿Qué queríais decirme? Ayer declaramos en el tribunal eclesiástico. Ah. Tu mujer nos propuso como testigos. Sí, no me extraña. También han declarado Gloria y Diego. Meditamos mucho lo que teníamos que decir. -Es un grave problema de conciencia. -Tú lo comprendes, ¿no? Una cosa es la amistad y otra la conciencia. Claro, claro. Chus y yo hicimos memoria de todo. Analizamos cada palabra y cada gesto de aquella noche. Hemos declarado los dos que, realmente, Ann no quería casarse. Que la forzamos un poco entre todos. Aquella noche estábamos todos desquiciados. Os lo agradezco mucho. No es un favor, es la verdad. De todas maneras. En mi opinión, tenéis muchas posibilidades de anulación. Si tú lo dices. Independientemente de que creo que hubo vicio de consentimiento, tenéis la ventaja de que lo falla el tribunal de Brooklyn. ¿Ventaja por qué? En Nueva York tienen otros métodos. Utilizan hasta psicólogos, no te digo más. No es que quiera acusarles de ligeros, pero en mi opinión son demasiado pastorales. -Aquí las cosas son más reposadas, más serias. No somos tan modernos. Aquí se toman todo el tiempo que haga falta para no dejar ningún cabo suelto. España goza del privilegio de tener Tribunal de la Rota, como Roma. Es el único país con ese privilegio. Todas las precauciones son pocas para evitar enjuagues vergonzosos. Como lo de Pancho Quiroga. ¿Y qué hizo Pancho Quiroga? Unos días antes de casarse se fue al notario y declaró que no creía en el matrimonio como sacramento ni en su indisolubilidad. O sea, se preparó premeditadamente una causa de nulidad. Es como poner una bomba con espoleta retardada. A los seis meses se cansó de su mujer. Tiró de documento notarial, legalizado y protocolizado, y pidió la anulación. ¿Y se la dieron? Se la tuvieron que dar. ¡Qué sinvergüenza! Desde luego, hay gente para todo. Claro, que yo soy el menos indicado para criticar a Quiroga, pero Radio (Aplausos) ¡Sátur! ¡Sátur! ¡Aquí! ¡Ah, hola! ¡Hola! -Mira. -¡Hola! Hola. ¡Hola! (Silbato y abucheos) ¡Venga ya! ¡Eso es falta! ¡Fuera! ¡Eso es falta! ¡Pues claro! ¡Miguel, es otra! (RÍEN) Es un chalado, no sabe lo que pita. (Abucheos) (CÁNTICOS) ¡Hijo, hijo! ¡Hijo, hijo! ¡Hijo, hijo, hijo! ¡Oye, Sátur! ¡Sátur! ¡Lo de Biarritz Radio ! Oiga, que le llama su amigo. Lo de Biarritz, el matrimonio. Ah, sí. (RÍE) Sí. Fenomenal, muy contentos. ¿Los inscribisteis en el consulado español? ¿Cómo? ¡Que si lo inscribisteis en el consulado español! Oiga, dice su amigo si se inscribieron en el consulado. ¡Ah! Sí, sí. Lo primero que hicimos fue ir al consulado. Martina se ocupó de todo, no se le va ni una. ¡Ni una! Indisoluble. ¡Indisoluble! ¿Cómo? (Vítores) ¡Indisoluble! Su amigo dice que "indisoluble". ¿Qué? ¡No te entiendo! ¡Para toda la vida! ¡Pero no digas tonterías! ¡Me lo dijo Piluca! ¡Indisoluble! No hagas caso. Mira. ¡Mira! (Vítores) A la directa puedes pasar sin mi ayuda. (Música alegre) ¡Pasa! Creía que era mamá. Venía a hablar contigo. Ayer Radio ¿Qué querías decirme? Pues nada, realmente Radio Creí que habías dicho que Radio Bueno, sí, sí. Es que como mañana es viernes, si quieres puedo ir a buscar a Rafa al colegio. No es necesario. Mañana tengo que ir a Santander a comprar unas cosas. Estás muy guapa últimamente. Bueno, más aún. Será porque estoy contenta. Oye, Mariuca. Sí, dime. No, nada, que Radio Me alegro que estés tan contenta. Estos jardines de Piquio tienen un valor sentimental. Aquí Gloria estuvo a punto de dar a luz a Jaime. (RÍEN) Llegamos a la clínica de verdadero milagro. Quisiera pediros un favor.